Tortilla de zucchini amarillo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es imagen-2.png

Esta tortilla es un básico que podrá modificarse con otros vegetales como espinacas o acelgas. Seguro no es una novedad para los vegetarianos pero para quienes a penas lo estén intentando, es práctico conocer sobre el uso del harina de garbanzo como reemplazo del huevo.

Cada vez es más fácil encontrar este sustituto que conseguí esta vez en la Plaza de Las Flores en Bogotá por $2.500 la libra. El puerro que utilizo en esta receta puede también cambiarse por otro tipo de cebolla y si quieres hacer de esta tortilla algo más suntuoso puedes agregarle hongos, pimentones, o tofu rallado.

Los precios de referencia son tomados de los valores que se consiguen en la plaza (principalmente Abastos), y en graneros de Bogotá.

Para 4 porciones.
Precio por porción $ 700 COP
Ingredientes:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es imagen-4.png


1 puerro
1 zucchini amarillo (puede ser verde, pero de cualquier forma que sea del italiano, es decir del que es más pequeño y tiene la cáscara más delgada)
1/3 de taza de harina de garbanzo
1/3 de taza de harina de trigo
1 cucharadita de oregano
1 cucharadita de paprika
1 cucharadita de sal
3 cucharadas de aceite
agua

Preparación:

Lava y corta el zuchinni y el puerro en anillos delgados. Siempre será útil tener una mandolina en casa para esto de cortar fino y rápido los vegetales.

Mientras tanto en la sartén elejida para hacer la tortila, pon a calentar una cucharada de aceite y agrega el puerro. Deja que dore y entonces, resérvalo en un tazón junto al zuchinni.

En un tazón pequeño combina las harinas y los condimentos y agrega agua de tal forma que de una consistencia espesa como de engrudo. El zucchini soltará más líquido así que no te afanes por hacer la mezcla más ligera.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es imagen-5.png

Combina los vegetales con la mezcla de harinas y alista una sartén antiaderente con una cucharada de aceite.

Cuando esté caliente vierte todo y ponla a fuego bajo por alrededor de 20 minutos. Tapa.

Verás que los bordes se habrán dorado para ese momento, así que con la ayuda de un plato o lata grande que cubra toda el área de la sartén, dale la vuelta a la tortilla no antes sin despegar los bordes con una espátula.

Añade la cucharada de aceite restante a la sartén. En un movimiento rápido, desliza la tortilla de vuelta a la paila. Si se rompe no pasa nada, acomódala que la cocción restante le devolverá la forma que debería tener.

Cocínala por otros 15 o 20 minutos a fuego lento.
¡Córtala en porciones y a comer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s