Especial navideño: Puré de coliflor.

Esta es nuestra segunda entrada del especial navideño que hemos preparado para principiantes en la cocina vegetariana.

Nuestro protagonista es hoy la coliflor. Sí que fue su año, si echas un vistazo en la web verás que ocupó parte de muchas entradas en Pinterest y que las revistas de cocina llamaban a hornearlo, asarlo y convertirlo en el corazón de la cena. Tan aburrida que es si se sirve hervido, y tan radiante que puede llegar a ser con algunos pocos agregados.

Igual que el tofu, la coliflor es un lienzo en blanco, fácil y rápido de preparar y justo ahora está en cosecha. Por lo mismo pensamos que es una alternativa deliciosa y barata para reemplazar el clásico puré de papa y de paso, aprender a preparar esta col de otra forma.

Puré de coliflor. IMG_5632

Este puré es cremoso, un acompañante neutral para un buen seitán, tofu, alguna preparación con hongos e incluso verduras asadas. Sírvelo caliente.

Para 2/3 porciones:

1 coliflor grande
1 cebolla blanca grande
2 dientes de ajo
2 cucharadas de margarina vegetal
1 ramita de tomillo 1 cucharadita de tomillo seco
1 cucharada de aceite
sal

Preparación:

Lava muy bien la coliflor y divídela en trozos medianos. Ponla en una olla grande y cubrela con agua y media cucharadita de sal. Llévala a hervor. Coce a fuego medio por unos 10-15 minutos.

IMG_5630Mientras tanto, lava la cebolla y los dientes de ajo, córtalos más bien finos. Pon una sartén a fuego medio con el aceite. Cuando esté caliente agrega la cebolla, el ajo y saltéalos unos dos minutos. Baja del fuego.

Revisa que la coliflor esté muy blanda, si lo está, es momento de escurrirla. Reserva por a parte un poco del agua de la cocción.

Es hora de utilizar la licuadora o si tienes, un procesador. Pon la coliflor allí junto con la cebolla y el ajo. Licua. Si vez que la mezcla está muy seca adiciona un chorrito de agua y vuelve a activar la licuadora. Repite este procedimiento hasta que tome la consistencia deseada, pero no exageres con el agua, ¡es un puré no una sopa! Si tu licuadora no es muy potente, tendrás que ayudar a bajar la mezcla con una pala o cuchara.

Devuelve el puré a la olla, y ponlo al fuego, adiciona la margarina, corrige de sal y no dejes de mezclar hasta que la margarina se derrita por completo.

Sirve de inmediato y decora con las hojitas de tomillo.

Por: El equipo de Tomates Verdes Fritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s